viernes, 11 de diciembre de 2015

Roberto Montoya: “Estas maniobras están planteadas para posibles conflictos bélicos generalizados en Europa”

Roberto Montoya nace en Buenos Aires, donde estudia Periodismo y trabajó en distintos medios escritos. Encarcelado y torturado en varias ocasiones durante la dictadura de Onganía-Levinsgton-Lanusse (1966-1973) y bajo el gobierno de Isabel Martínez de Perón (1974-1976) y el imperio del terror de su paramilitar Triple A, inició su exilio político en París, en 1976. Es autor, entre otros, de los libros “El Imperio global” (2003), “La impunidad imperial” (2005) y “Drones” (2014).

Lo primero que sorprende sobre las maniobras Trident Juncture es su ocultismo. Lejos de los intentos por ofrecer una imagen atractiva, una página web que dice poco o nada de las mismas, la negativa a dar a conocer su presupuesto económico o la falsa idea de que un movimiento militar de estas características es bueno económicamente para la ciudad; la realidad parece algo más belicista. Poder charlar con Roberto Montoya, nos permite arrojar algo de luz sobre el objetivo de estas maniobras.
Estas maniobras están estudiadas, no es necesario hacer especulaciones sobre el sentido de las mismas advierte Montoya, quien además asegura que no es casual que Trident Juncture se desarrolle con especial intensidad en el Estado español, y existen diferentes motivos para utilizar este territorio en sus maniobras. “Este estado está pasando a ser un protagonista más relevante dentro de la OTAN. Primero, la base de Rota, con la llegada del cuarto destructor estadounidense, ya ha completado ser el ala naval de la OTAN. Segundo, la base de Morón de la Frontera también ha sido ampliada y además, en estos momentos se ha convertido en la sede del Africom, uno de los cinco mandos centrales que tiene Estados Unidos (EEUU) repartidos por el mundo, y va a controlar todas las operaciones militares tanto de vigilancia como de ataque en todo el continente africano. El tercer motivo es que la OTAN lleva años intentando establecer una base para drones en Galicia, ya que por alguna razón consideran que es un enclave importante. Aparte de esto, España se ha ofrecido, y ha sido aceptada, para ser la punta de lanza de la fuerza de intervención rápida de la OTAN, un contingente de 5.000 efectivos, y el primer estado en asumir la dirección de esta fuerza va a ser el español”.
Cuando uno ve este tipo de entrenamientos, en los que no se escatima gasto alguno, y que se asemejan a una auténtica guerra, piensa en cuál puede ser la aplicación real de estos entrenamientos. Pregunto a Roberto por el posible objetivo y me asusta la respuesta. Estas maniobras están planteadas para posibles conflictos bélicos generalizados en Europa. Cuando se plantea Rota como la base de asentamiento naval y de baterías antimisiles, en teoría se decía que era contra misiles iraquíes. Hoy día, que hay un deshielo con Irán, tras el acuerdo de no avanzar en el programa nuclear, no es ese el peligro más latente. ¿Cuál es el peligro más latente? Es Rusia. Parece mentira, que volvamos a épocas pasadas, de guerra fría, pero el conflicto en Ucrania, a pesar de haber desaparecido de las primeras planas de los periódicos, es un conflicto abierto, no resuelto. En el cual durante estos últimos seis meses, EEUU y la OTAN han ido fortificando a todos los países del Báltico y Polonia, ante la posibilidad de que Rusia pueda tomar bases de Ucrania o que pueda afectar a otros países”. Así pues, pese a haber sido silenciado y ocultado por los medios de comunicación occidentales, el conflicto ucraniano sigue ahí, latente.
“La situación de Ucrania está en un momento de transición, pero está claro que desde la OTAN instigaron al máximo lo que eran inicialmente protestas pacíficas contra un oligarca corrupto, y radicalizaron la protesta hacia la ultraderecha para colocar a otros oligarcas tan corruptos pero más serviles, hacia la Unión Europa (UE), el Fondo Monetario Internacional y la OTAN. Para occidente Ucrania es un enclave crucial pues te pone a la frontera de Rusia, y para Rusia es tocarle realmente las narices llegar a ese punto, que además afectaba a su propia base naval en Sebastopol, e implicaba tener a un país de la OTAN en su propio terreno”. Montoya desmonta con estas afirmaciones las mentiras que desde los diarios occidentales se lanzaron durante meses, hasta conseguir las desestabilización del gobierno ucraniano, y la posterior formación de un gobierno ultraconservador con militantes del partido nazi Svodoba convertidos en ministros .
Entonces, ¿Rusia se vio obligada a actuar? “Estaba claro que iban a reaccionar, lo que no estaba claro es que lo iba a hacer de una forma tan inédita, con esos hombres de verde, sin insignias, que Putin aseguraba que no eran suyos, pero que evidentemente eran rusos, para luego hacerlo directamente con entrenadores y armamento pesado, y convertirse en una guerra abierta. Esa situación está ahí, y por más que se intente pacificar la zona…”, Montoya se muestra pesimista con estos acuerdos de paz de Minsk, que no han hecho sino aplazar un conflicto que sigue vivo.
“Tan sólo han retirado las armas unos diez kilómetros. EEUU ha fortalecido mucho la zona y Rusia mantiene un cinturón impresionante. Hoy en día, el ucraniano es el único conflicto abierto, que no sea luchar contra una guerrilla como el Estado Islámico (Daesh). Contra Daesh no se utilizan tanques ni bombardeos masivos, pues ya están fundidos con la población. Controlan poblaciones enteras, ciudades de dos millones de habitantes como Mosul, la gobiernan política, económica y legislativamente, controlan impuestos, explotaciones petrolíferas… Estas operaciones no se pueden usar allí”, advierte Montoya, que está convencido que las maniobras Trident Juncture solo pueden ser el anticipo de una guerra en territorio europeo, y vaticina que serán el entrenamiento para un conflicto abierto en Ucrania.
Sin embargo, es él quien nos ha sacado el conflicto sirio a la conversación, y me interesa saber qué tipo de alianzas mantienen, tanto EEUU como Rusia, en la zona, ante el auge de este nuevo escenario de guerra fría. “En Siria hay una situación muy compleja. EEUU tiene aliados y aliados, y sus alianzas cambian continuamente. Debemos tener en cuenta que Al Qaeda y Bin Laden fueron un aliado de los EEUU en los 90 para poder expulsar a la URSS de Afganistán, después, estos muyahidines volvieron sus armas contra ese aliado contra natura que era Occidente. En Siria ha pasado algo parecido. Muchas veces no se toma en cuenta que disfrazado en todo esto de Rusia hay un conflicto permanente en el tiempo, que es la lucha entre dos potencias de oriente medio como son Arabia Saudita e Irán. Los saudíes son aliados de EEUU y la UE, y a pesar de ser los integristas de toda la vida, juegan un importante papel de control en la zona, son productores de petróleo importantes, depositan gran parte de sus beneficios en bancos occidentales, por lo tanto es un aliado controlable. Por otro lado está Irán, que desde el año 79, en el que sube al poder Jomeini, se convierte en un enemigo importante, sobre todo para EEUU, y para el resto de países de la OTAN, que se adaptan a esa política estratégica. Ambos países son dos polos del islam que se disputan áreas de influencia. Irán ha logrado, después de muchos años de aislamiento, mantener unas buenas relaciones con Siria, Líbano, Iraq… Lo de Iraq roza lo ridículo. EEUU derroca a Sadam, después muchos años de guerra, y los que son aupados al poder son chiís, amigos de Irán, con lo que le salió el tiro por la culata. Hoy Iraq les pide a los iraníes ayuda para expulsar a Daesh de su territorio, y ya hay oficiales y entrenadores iraníes en Iraq, lo que supone un verdadero fracaso para Estados Unidos, que ahora, anuncia que va a volver a enviar soldados a Iraq, como está volviendo a Afganistán, después de haber anunciado su retirada total”. El 31 de octubre, dos días después de esta entrevista, el gobierno de Barack Obama anunciaba el envío de un primer contingente, tan sólo 50 soldados de élite estadounidenses a Iraq.
“Irán está teniendo un peso muy importante en Iraq, que además tiene una alianza contra natura con Siria, pues Siria era un país fundado por un cristiano y el partido Baaz era un partido laico, al igual que ocurría en Iraq. Aún así, Irán se alía con Siria, un país en el que Rusia también tiene una base importante y del que es un apoyo importante en la zona. Este triángulo es objeto de odio de Arabia Saudí, Qatar, todas las monarquías del golfo, Turquía… pero también de EE.UU. ¿Qué pasa ahora en Siria? Que mientras tanto, el Daesh, que ha sido financiando desde estos países para contener la influencia chií, se ha autonomizado. Lo mismo que pasó con Al Qaeda, solo que a diferencia de la estructura descentralizada de estos, el Daesh ha decidido recuperar territorio, bajo la ilusión de un nuevo califato. Ahí cambian las reglas del juego, y desorientan totalmente los intereses existentes. Todos estos países que habían financiado a esta guerrilla para contener a Irán, sacarlo del Líbano, de Siria, e Iraq, se dan cuenta ahora que esto es un pequeño monstruo incontrolable, que en la medida que se autofinancia, controla pozos petrolíferos y tiene dinero suficiente, tiene capacidad para seguir creciendo y  empieza a hacer peligrar a otros países vecinos. Una situación que en cierto modo obliga a los aliados de los que, hace apenas unos meses, eran ‘rebeldes’ al régimen de Al Assad que había que apoyar e incluso financiar.
Ante esta coyuntura, “Estados Unidos ha cambiado de estrategia. Al Assad es ahora un aliado, pues lucha contra el Daesh. Pero Rusia, no está por la labor de dejar que un aliado tan importante como Siria, tenga un aliado contra natura como EEUU, que pueda hacer girar el fin de esta guerra hacia su lado. Por eso interviene Rusia con la intención de que a Al Assad no se lo toquen”. Unas intervenciones en suelo sirio que han causado revuelo no sólo en los círculos políticos y militares occidentales, si no que han activado la maquinaria de propaganda de muchos medios de comunicación, acusando a Rusia de atacar únicamente a las diferentes milicias en contra de Al Assad y no al Estado Islámico.
Para Montoya, “la acusación contra Rusia es que entra ahí pero lo que menos le importa es liquidar al Daesh sino a las facciones que son más aliadas de EEUU. En realidad estas milicias han quedado reducidas al mínimo, pues las ha devorado el Daesh. Algunas se han integrado en el Estado Islámico, y otras han desaparecido porque el Daesh ha realizado una limpieza étnica terribleRusia está demostrando más eficacia militar que EEUU, y estos se encuentran como descolocados ante la entrada de Rusia en este escenario militar. Ahora están asegurando que para distinguirse de los rusos no descartan enviar soldados de élite. Se entraría en una situación de un equilibrio delicadísimo”. Un equilibrio que podría romperse si EEUU entra en Siria con soldados, pues según advierte Montoya, “la situación se complicaría todavía más, pues allí hay tropas de Hezbolá y militares iraníes luchando también contra el Daesh. Entrarían en el mismo escenario tropas que son antagónicas, con lo que hay una posibilidad de conflicto”.
Roberto Montoya, tiene bastante claro cuáles son los focos bélicos de importancia para la OTAN, y cuáles son los enemigos.Ucrania y Siria son los dos focos importantes que OTAN tiene en su menteLo de Ucrania saben por dónde pueden ir los tiros, hay un enemigo evidente que es Rusia y los aliados son los pro occidentales ucranianos y todos los países de alrededor, que hoy en día son todos ultraconservadores, derechistas… Esto es peligrosísimo, porque estás a las puertas de Rusia, pero es un conflicto que está claro. Pero Siria es un mosaico de fuerzas centrífugas en el que varían los aliados constantemente. Al Assad era el enemigo a derrocar y hoy en día es casi un aliado en esta lucha. Un aliado al que si ayudas a mantenerse estás ayudando a Rusia. Es la esquizofrenia habitual que mantiene muchas veces EEUU con sus aliados. Pensemos que Reagan comparaba a los talibanes con los padres fundadores de EEUU, ‘luchadores por la libertad’, les llamaba”.
La OTAN es una organización en auge tras la caída del Muro de Berlín. La desaparición de la guerra fría, en combinación con la expansión de la UE, provocó que esta organización bélica, que surgía con un afán defensivo ante lo que consideraban la amenaza comunista, pasase a tener bases por medio mundo. La OTAN se ha expandido por todos los lados, se convirtió en un gendarme mundial, y ahora ha recuperado su objetivo inicial, antes era la URSS y ahora es Rusia. Todo ha cambiado mucho, Rusia es un país de oligarcas con intereses alejados de los que tenía la URSS. Pero, a nivel de geoestrategia todo sigue igual, y Europa del este sigue siendo el telón de acero”.
Para Roberto Montoya Rusia ha demostrado desde hace unos años que no se resigna a seguir perdiendo protagonismo en la escena política mundial. Al mismo tiempo que estaba haciendo la jugada en Crimea, estaba evitando la caída de Al Assad y tejiendo lazos cada vez más fuertes con Irán. Estamos ante una potencia mucho menor que la URSS, y muchísimo menor a lo que representa toda la OTAN en la actualidad, pero Rusia planta cara y les dice que no les van a seguir acosando, ni le van a tocar las bases. Además, tocar a Rusia, si mantiene aliados como Irán, puede tener repercusiones en la zona, es por eso que EEUU trata de mantener un deshielo en sus relaciones con Irán de una manera sutil, proponiendo su integración internacional, pero con condiciones en las que se le exige que rebaje sus injerencias en Siria, en el Líbano… y que esto le conviene más que estar con los malos (Rusia)”.
La convicción de Montoya en cuanto a la nueva guerra fría, puede dejarnos un poco helados, pero es evidente que un soldado no entrena para no combatir. Los norteamericanos están ahora preocupados porque los rusos han utilizado unos bombarderos y unos drones en Siria más efectivos que los que ha utilizado la OTAN. En estas maniobras van a probar todo tipo de armamento, nuevos cazas, tanques y baterías antiaéreas. Todo pinta a que el objetivo principal de estas maniobras es simular una confrontación en un país de Europa del este, en el que se produce una invasión por parte de un país enemigo. Crean esa fantasía, y después nos cargarán con un bombardeo mediático, para hacernos creer que este plan existe, y todo el mundo se mentaliza, igual que ocurrió con las armas de destrucción masiva. Entonces la discusión ya no se limita a si es verdad o no, sino a tratar de ver como paramos esa amenaza”.  No sabemos si Montoya está en lo cierto, aunque ni mucho menos parece un escenario descabellado. Las maniobras Trident Juncture son los ejercicios de guerra más grandes tras la anterior guerra fría. De hallarse en lo cierto, estaremos albergando en Aragón, el simulacro de un nuevo conflicto bélico en Europa. Un conflicto latente que se mantiene en un equilibrio inestable, y en el que cualquier error o incidente puede desatar el conflicto total.
De nuevo, la sinrazón del poder, por encima de los pueblos y las personas.

jueves, 10 de abril de 2014

IOLANDA FRESNILLO DE VUELTA EN HAITÍ

Cuando Iolanda Fresnillo viajó por primera vez a Haití, hace más de un año, intuía el desastre económico y social que se iba a encontrar. Una imagen preconcebida, pero crítica, de una realidad latente. Una realidad que poco podía sorprenderle, pues como militante de la Plataforma por la Auditoria Ciudadana de la Deuda (PACD) e investigadora en el Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG), es conocedora de los quehaceres de los organismos internacionales en situaciones de emergencia. El proyecto iniciado por Iolanda, Haití, los otros terremotos en 210 años y 1460 días, tenía, y continúa teniendo, como objetivo evidenciar la mala gestión de las ayudas y tratar de esclarecer, qué, quién, por qué y con qué objetivos, dirige el entramado de asistencias internacionales.



En su primer viaje, de seis semanas de duración, Iolanda pudo confirmar sus sospechas, en cuanto a la gestión de las ayudas, que en general, terminan en manos de empresas europeas y norteamericanas, impuestas para la reconstrucción, en perjuicio del tejido empresarial haitiano y dirigiendo su trabajo en dirección opuesta a lo que los ciudadanos reclaman. Todavía hoy, 172.000 personas, según cifras oficiales, continúan viviendo en campos de refugiados, mientras prolifera la construcción de hoteles de lujo, escuelas privadas o empresas, para beneficio de multinacionales extranjeras.



República de las ONG y expolio organizado
Las ONG conforman un tejido de ayudas desorganizado que contribuye al enmascaramiento de los negocios que empresas privadas emprenden bajo el denominado capitalismo del desastre además de a la desestatalización de los servicios sociales. En Haití, las ONG llevan presentes más de dos décadas, pero fue a partir de 2010 cuando su actividad ha crecido sustancialmente. Activistas haitianos no dudan en calificar estas ayudas como ‘República de las ONG’ o ‘Invasión de las ONG’, pues éstas han creado un tejido organizativo mayor que el del propio Estado haitiano. Esta ‘república’ de las ayudas no solo tiene esa cara amable de las ONG. Miles de soldados de diferentes nacionalidades continúan desplegados en Haití, bajo bandera propia o enrolados en los cascos azules de la MINUSTAH. Una desorganizada fuerza de ocupación que patrocinan las ayudas internacionales y que, sin duda, facilita el trabajo de multinacionales de diversa índole por todo el país.
La reconstrucción ha sido un fracaso y las cifras lo corroboran. Más de cuatro años después del terremoto, las organizaciones haitianas calculan en 300.000 las personas que todavía viven en campos de refugiados gestionados por ONG o entidades privadas, una cifra que duplica las oficiales. El 80% de los colegios no son gestionados por el gobierno haitiano. Tan sólo el 1% de la ayuda de emergencia, y el 15% de la ayuda a la reconstrucción ha sido canalizada a través de las administraciones haitianas. El tejido empresarial del país se ha visto gravemente reducido. Multinacionales extranjeras se benefician de las ayudas para la reconstrucción y otras se afanan en conseguir contratos de explotación de las actividades mineras en el país, tras la aprobación de una Ley de minería, impulsada por el Banco Mundial según militantes del Colectivo contra la minería. Una carrera por el control del oro que se disputan entre otras la canadiense Unigold y las estadounidenses Newmont y Barrick Gold. Unas actividades mineras que dilapidarán, la ya de por sí maltrecha, soberanía alimentaria del país. Un expolio continuo, que ha derivado en la deforestación casi por completo del país, que pasó de un 60% de masa forestal en los años veinte del siglo pasado a un 2% calculado en 2006. Una deforestación que unida a la pobreza, el 80% de los haitianos viven bajo el umbral de la pobreza, contribuyen a hacer más vulnerable el país ante las continuas inclemencias y fenómenos atmosféricos, y que genera un terreno sin masa arbórea que se ve incapaz de retener agua, lo que contribuye al aumento de la precariedad. Un país rico en oro y paradójicamente pobre en recursos hídricos, en una de las zonas más lluviosas del planeta.
Continuar el proyecto
Iolanda volverá a viajar a Haití en mayo, para continuar el trabajo, realizar algunas entrevistas más y concluir la supervisión del mismo con ayuda de activistas locales. El proyecto que inició tiene como punto de vital importancia la publicación de un libro, que en definitiva ponga al alcance de cualquiera la información recopilada durante este tiempo. ‘Haití, los otros terremotos’ será una compilación de textos propios y de militantes de los movimientos sociales haitianos que tratará de reflejar fielmente la situación del país, los porqués de la llegada a este punto y el contexto previo a la catástrofe, que ya hacía de Haití el país más pobre de América antes del terremoto.




Iolanda se encontrará a su regreso a La Hispaniola, un país que se revela ante una situación casi insostenible y que vive en un clima de creciente  movilización por un salario digno y en contra de la minería. En ese contexto llega el final de trayecto de años de trabajo e investigación que se reflejan en el blog haitiotrosterremotos.info y las colaboraciones en medios de comunicación. Una labor que finalizará con la presentación de la exposición fotográfica y la publicación del libro para mediados de octubre.

viernes, 7 de marzo de 2014

CRIMEA: NI FRÍO NI BARRO

Observo con atención la foto de una pintada en una pared cualquiera de Kiev que representa a Vladimir Putin, con bigote y flequillo hitlerianos, sobre los colores de la bandera rusa. Paradójico, cuando las revueltas de Maidan han estado encabezadas por la ultraderecha y banderas con cruces célticas cuelgan en los balcones de edificios públicos en Kiev. Desde Moscú se sabe resistir, y los cuerpos de autodefensa de Crimea, vinculados al ejército ruso por casi todos los medios, lucen esvásticas tachadas entre sus símbolos. Un buen directo a la mandíbula de la propaganda occidental que no consigue que se desplome en la lona. El contraataque occidental se basa en referencias históricas utilizadas por los medios, y es que desde hace unos días parece que estamos ante un nuevo telón de acero, o eso afirma la prensa generalista y su homogéneo mensaje. Vladimir Putin es el chivo expiatorio ideal para el mensaje capitalista occidental, el perfecto invasor despiadado.

Edificio oficial en Kiev luciendo simbología nazi.

Ex-miembro del KGB y ex-director del FSB, servicios secretos rusos en el comunismo y el capitalismo respectivamente, presidente que se perpetúa con la utilización de peleles, amparado por las leyes electorales rusas, por razones como estas, y porque Moscú todavía suena a gulag en las mentes de la mayoría de los propagandistas liberales occidentales. Para conseguir el deseado efecto buscan similitudes en todos los estallidos bélicos que envuelven la historia rusa, no solo en la guerra de Crimea del siglo XIX. Así, en una sola semana, podríamos recopilar cientos de titulares y artículos en cabeceras norteamericanas y europeas, que relacionan el conflicto con la guerra Ruso Japonesa, con la Gran Guerra, la Segunda Guerra Mundial, la invasión de Checoslovaquia, la guerra de Afganistán… Pareciera que desean una guerra, si no es que la desean. Sin embargo, poco podemos creer de los sesudos analistas y políticos, que primero encerraron a un batallón de corresponsales en un solo hotel frente a las efectistas protestas de Maidan, para posteriormente convertirlo en hospital de campaña de los manifestantes heridos, contagiando de miedo todas las crónicas que llegasen a la Europa occidental. Debemos desestimar las opiniones de quienes hablan sin miramientos de la tercera guerra mundial, de una nueva guerra fría, de esos que confunden Polonia con Alemania en sus mapas, de los que condenan o ensalzan la violencia dependiendo de quien la ejerce.

Manifestantes pro-rusos en Crimea.

Europa y Estados Unidos han activado su aparato difamatorio, y ya es efectivo, el nuevo malo mundial para el mundo occidental es Putin, así se ha generado la idea en nuestro imaginario colectivo, por lo menos durante esta semana pasada. Putin ha contraatacado, con sus mismos argumentos, acusa al gobierno provisional de Kiev de ilegítimo. Son dos caras de la misma moneda, y a diferencia de los años de posguerra mundial y del surgimiento de la guerra fría, ahora no se enfrentan dos bloques antagónicos política, económica y socialmente. Ahora, es el mismo monstruo capitalista el que padece una bicefalia de intereses económicos estratégicos.
Existen diferentes claves geopolíticas que ponen en entredicho la llegada de la guerra que algunos parecen alentar. Centrémonos en una observación básica: la mayor parte del gas, ruso, consumido por los ciudadanos y empresas alemanas pasa por Ucrania, y Putin ya ha amenazado con dejarles helados. Saben, no me imagino a Angela Merkel con casco prusiano y pantalón bombacho ir al rescate del ucraniano de a pie, si lo que peligra es el suministro energético de Alemania. La canciller ha decidido no mancharse de barro, y evitar que otros países lo hagan, en una guerra de trincheras que al parecer nos quieren vender estableciendo similitudes con guerras del siglo pasado. El jerarca ruso, no ha decidido nada que la mayoría de los ciudadanos de Crimea no manifestaran ya en 1991 tras la caída del muro de Berlín y que siguen manifestando hoy, su deseo de adhesión a Rusia. Los soldados rusos no han invadido Crimea, pues ya estaban allí, en una sola base, Sebastopol, se contaban más de 10.000 efectivos.

Imagen del cómic Puta Gerra, de J. Tardi.

La representación de la OSCE, Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, ya está en Ucrania, y no duden que para el día 12 de marzo habrá una resolución y la guerra mediática a la que estamos sometidos habrá acabado, y no podrá reproducirse en la realidad. Así lo han acordado Merkel y Putin, pues ninguno de los dos desea el frío o el barro.

jueves, 27 de febrero de 2014

BIGOTES, ATLETAS Y FASCISMO

Ayer conocimos a tres atletas desconocidos. Tres lanzadores. Rara vez se había hablado de ellos públicamente. Casi nunca se habla de lanzamiento de peso o disco en las secciones de deportes de los medios y solo quienes lo practican o lo hicieron hace tiempo, conocen bien estas disciplinas. El motivo de su salto a la fama es tan lamentable como censurable. Es a ellos a los que habríamos de tirar bien lejos. 

fotografía: twitter


Esos desconocidos, Daniel Martínez, Carlos Tobalina y José Lorenzo Hernández, a los que el mero hecho de llevar bigote les evoca a Adolf Hitler y sienten una irresistible tentación por levantar el brazo en saludo romano, a esos, habría que lanzarlos. Y esos otros, deportistas todos, que con sonrisas en la cara, la broma parece hacerles gracia, o no le prestan la atención que merece. A todos ellos, habría que arrojarlos bien lejos. A quien, sin que le tiemble el pulso toca la pantalla de su teléfono móvil con una sonrisa en la boca, captura el momento y comparte el contenido de su galería con los presentes, le debería suceder lo mismo. A quienes, lejos de comprobar la dureza de la imagen, la reenvían con jocosidad, bien lejos con ellos. A quién con una mueca de desaprobación ve la foto en una red social, pero no le presta mayor importancia; al que con el poder de la sanción en su mano, considera que dos semanas sin acceso a un centro de alto rendimiento o no acudir a un campeonato estatal de atletismo son suficiente castigo; a quienes, como su entrenador, piensan que es una chiquillada, “una estupidez sin ningún tipo de connotación política”. 
¿De verdad alguien piensa que no tiene ningún tipo de connotación política? Dan ganas de lanzarlos lejos, muy lejos. También a quien, Ramón Cid, director técnico de la Federación de Atletismo, en un alarde de máxima incompetencia, compara el nacionalsocialismo con uno de los espectáculos más deprimentemente surrealistas que se ha representado jamás delante de público alguno, el Bombero Torero, a ese, quizá habría que lanzarlo todavía más lejos. A riesgo de que parezca ensañamiento, de nuevo a Daniel Martínez, aguerrido atleta, que lejos de asumir con humildad la culpa del que es responsable de un acto que se sabe erróneo, harto de que le llamaran nazi en las redes sociales, en una alarde de arrogancia, las utiliza para colgar una foto abrazado a un atleta de color, convidando a los que así le calificaron “a chuparla”. Daniel, de haber pensado antes la broma del saludo nazi, yo no pensaría en lanzarte muy lejos. A todos los medios de comunicación a los que el saludo romano solo les evoca el nacionalsocialismo alemán obviando los más de treinta años de sometimiento al nacional catolicismo español, como si el fascismo, no hubiera existido jamás en este país. Con ellos, también bien lejos. 
Vivimos en un país, en el que el yugo y las flechas aún coronan los portales de muchas agrupaciones de viviendas. Ése que todavía dedica calles a aquellos golpistas que cambiaron el curso democrático por el terror fascista. Ése en el que dentro de los cuarteles siguen colgando retratos de los generales fascistas. Ese país de racismo estructural y de desmemoria forzada, en el que algunos consideran que los años de dictadura son parte de nuestra historia, como si por el hecho de serlo no fuera igualmente repugnante. El mismo país en el que las juventudes del partido que gobierna coquetean con las banderas del régimen franquista, en ocasiones brazo en alto y rodeados de otros jóvenes que declaran su ultraderechismo sin mesura, y a los que se sanciona con leves reprimendas, pobres chicos traviesos, deben pensar sus mentores, como van a pasar por el juzgado por ello. Un país en el que la apología del fascismo no solo es gratuita, sino que es causa de sonrisa y chanza para muchos.
Un país con botellas de vino con el rostro de Franco o Primo de Rivera. El país del “con Franco no pasaba esto”. Hay quienes consideran todos estos actos chiquilladas, tonterías o incultura. A todos esos habría que lanzarlos lejos, bien lejos. No volver a verlos. A quien es capaz de ver travesuras en el fascismo, a quien compara el saludo romano con el Bombero Torero, no quiero tenerlo cerca, no quiero verlo, solo quiero lanzarlo lejos, hacer que desaparezca. A quien es incapaz de reprobar actitudes fascistas cotidianas a su alrededor, a quién calla ante el ensalzamiento, a ése también lo quiero lejos. El fascismo no es diablura ni chiquillada, aunque así quieran que lo veamos.

jueves, 20 de febrero de 2014

LA LIBERTAD DEL LÁPIZ Y LA PROPAGANDA

No seré yo quien defienda a Kim Jong Un, nada más lejos de mis intenciones, pero hoy no es mi objetivo realizar una crítica contra el sistema económico o político de Corea del Norte, ni enfrascarme en una larguísima discusión con quien quiera defenderlo, ahora no me interesa tal discusión.
Hoy mi indignación emerge, no solo hacia la Organización de Naciones Unidas (ONU), sino también hacia las ONG Amnistía Internacional y Human Right Watch, además de hacia todos los medios y agencias de comunicación repartidos por el mundo occidental que desde el pasado lunes, vienen aireando, sin conocerlo, parte del contenido de un extenso informe de más de 400 páginas, que el organismo internacional ha hecho público, y en el que se ha puesto especial empeño, pues, según el reportero de BBC en Ginebra, Imogen Foulkes, nos encontramos ante uno de los informes “más detallados y devastadores” publicado por la ONU. No es mi intención entrar a cuestionar la veracidad de dicho informe, pues no lo he leído y comentan quienes lo han visto, es minucioso, y contiene 80 entrevistas a presos políticos y testigos de los crímenes contra los Derechos Humanos que en él se narran, hasta el Gobierno de Estados Unidos ha rehusado opinar hasta haberlo examinado totalmente. Me limitaré a criticar las formas.
Según la ONU nos encontramos ante un compendio de atrocidades que no tienen “precedentes en el mundo contemporáneo”, y esta afirmación, como poco, parece mucho decir. Desde su sede de Ginebra, se ha emitido el exhaustivo informe, y no sólo eso, si no que se han pedido enérgicamente acciones internacionales inmediatas, instando a las naciones a llevar el asunto a la Corte Penal Internacional (CPI). Afirmar que no hay “precedentes” es una frivolidad, y más, cuando se trata de información de difícil contraste, sobre la que el propio régimen de Pyongyang, miembro de la ONU, ha rehusado pronunciarse. Semejante aseveración dejaría en segundo plano, por citar algún ejemplo, genocidios como los cometidos en los años 90 en Ruanda o Bosnia, ambos realizados con los cascos azules presentes en ambas naciones, o las continuas vulneraciones del Derecho Internacional cometidas por los Estados Unidos o Israel en cuanto a crímenes de agresión, guerra y lesa humanidad.
Pero lo realmente indignante, es que la mayoría de los medios de comunicación internacionales han dado una gran cobertura a la publicación de dicho informe, lo que parece normal, pues relata crímenes contra la humanidad, a través de la inanición y el exterminio, los abortos forzados y secuestros o detenciones ilegales por parte de las fuerzas norcoreanas; también puntualiza que el régimen de Pyongyang utiliza la pena de muerte por motivos ideológicos, y apunta a un máximo responsable de todos estos crímenes, Kim Jong Un. Toda esta información ha sido emitida y escrita, sin haber leído el informe, del que lo único que conocemos son las conclusiones de los responsables de la ONU. Las fuentes del documento, son entrevistas realizadas en Londres, Seúl, Tokio y Washington, capitales de los países con mayor animadversión hacia al régimen norcoreano, a supuestos presos políticos liberados, sí, digo supuestos, pues no hay contraste a dichas informaciones, ni existen evidencias de lo narrado por los entrevistados, no existe un mero documento de ingreso en una prisión, ni un trámite de juicio, o por lo menos, no se han mostrado. De existir esas evidencias, sin duda habrían sido expuestas en los medios de comunicación. No hay imágenes de los campos de concentración en los que estarían confinados decenas de miles de presos políticos.


Pero eso a los medios de comunicación les da igual, ya hace tiempo que les da igual, de hecho, por poner un ejemplo, el 60% de las noticias publicadas en el Estado español en 2006, procedían de una sola fuente, sin contraste alguno, según el informe La Responsabilidad Social Corporativa en la Prensa Española. En el caso del informe sobre los crímenes contra los Derechos Humanos del gobierno norcoreano, la ausencia de pruebas parece evidente, por eso la información publicada por los grandes medios ha sido apoyada gráficamente por los dibujos realizados por uno de los presos liberados, que narran atrocidades, “sin precedentes en el mundo contemporáneo”, pero que no dejan de ser nada más que dibujos. Una irrealidad, una representación, pues si algo tiene el lápiz, es que es libre, como lo es la pluma, y también la imaginación. Aún así, los medios de comunicación occidentales no han dudado en aseverar que las atrocidades detalladas en dichas ilustraciones son ciertas, aun por inverosímiles que pudieran parecer, y es que todo vale cuando lo que se necesita es desprestigiar al enemigo. Éste es el problema. Los medios de comunicación se han convertido durante el siglo XX, en voceros de Estados y lobbies, y trabajan con constancia en propagar mensajes que influyan en la opinión pública en determinado sentido. Para esta puesta en escena, algunos medios montaron videos espectaculares con los dibujos, otros avisaron de la dureza de las imágenes antes de mostrarlos, y algunos, como TVE, incluso organizaron la información de tal forma que a la noticia sobre el informe de la ONU sobre Corea del Norte, le seguía una amplia cobertura sobre la situación en Venezuela, intentando establecer un vínculo entre ambos gobiernos. A la memoria me vienen las torturas en Abu Ghraib, la cárcel de Guantánamo, las fosas comunes de Srebrenica, las el millón de muertos en la guerra de Ruanda, las de las viviendas arrasadas por bulldozers en Gaza, las guerras de Irak o Afganistán, los inmigrantes a la deriva en Lampedusa o disparados mientras nadan en Ceuta, estos y algunos otros escenarios de crímenes contra los Derechos Humanos “sin precedentes en el mundo contemporáneo” que han sido presentados a la opinión pública con eufemismos como "misiones de paz" que realizan "intervenciones humanitarias" y que en ocasiones producen "daños colaterales". Pura propaganda.

miércoles, 12 de febrero de 2014

UNA TARDE TRISTEMENTE DEMOCRÁTICA

El 11 de febrero de 2014 debería quedar enmarcado en los libros de Historia como el día de la involución democrática española. Los retrocesos apoyados ayer en el Congreso de los Diputados por el rodillo de la mayoría absoluta del Partido Popular, han hecho saltar las alarmas de los que pensábamos que esto iba a ocurrir, pero también de quienes no lo pensaban. Ayer, en tan solo una tarde, el Partido Popular, finiquitó la Justicia Universal y la dación en pago y, con el apoyo de PNV y CIU, proseguirá con su proyecto de ley del aborto.

El final de la Justicia Universal en España tiene un claro componente de vasallismo. La reciente solicitud, y dictamen de orden de busca y captura para cinco jerarcas chinos, entre ellos el expresidente Jiang Zemin, acusados de genocidio y crímenes de lesa humanidad, han acelerado esta decisión, pues causó un alto grado de malestar en Pekín, que llamó a consultas al embajador español, y amenazó con romper relaciones comerciales, lo que perjudicaría gravemente a las 600 empresas españolas que operan en China.  Las formas en las que se ha presentado también son discutibles, pues se ha hecho como una propuesta de Ley del Grupo Popular, con el único fin de agilizar trámites, y no como una reforma de la Ley Orgánica existente, lo que ha sorprendido y puesto en contra de esta proposición a un numeroso grupo de jueces y fiscales. La aprobación, con los únicos votos del PP, supondrá el sobreseimiento de causas como el asesinato en Bagdad del cámara José Couso, las torturas en Guantánamo, los vuelos CIA, el genocidio en el Tíbet, los crímenes de guerra en Ruanda, y así una  lista de hasta doce crímenes contra los Derechos Humanos. El PP asegura que el trámite de esta propuesta de ley se debe a la duplicidad de competencias que surge con la Corte Penal Internacional, lo cual dejaría en el aire los procesos en países como Estados Unidos o China, no firmantes del Estatuto de Roma, y que por tanto no acatan las decisiones que en ese Tribunal se puedan tomar. La aprobación de esta Ley, no solo imposibilita la investigación lejos de nuestra fronteras, si no que en el caso de que la vulneración de los Derechos Humanos fuera contra un ciudadano español en otro país, limita la capacidad de acción de nuestros tribunales, hasta el punto que en el caso de que quien cometa el delito sea un ciudadano de los países que no acaten la Corte Penal Internacional, asesinar a un español fuera de las fronteras de nuestro país puede salir gratis, pues no tendrá posibilidad de investigarse, si no se acredita que este ciudadano residía habitualmente en España. Todo por "evitar conflictos diplomáticos", como bien a dicho Alfonso Alonso, portavoz del PP, que parecen más importantes que los crímenes contra la Humanidad. 

fotografía: josecouso.info


Con esto, ya tendríamos una tarde aciaga en el Congreso de los Diputados, pero la mayoría absoluta del PP, la que le otorga el haber recibido el voto del 33% de los españoles, es imparable. Una maquinaria que destruye derechos sociales a un ritmo constante. Pues bien, tras finiquitar la Justicia Universal, la tarde proseguía con otro asunto, del que el propio Partido Popular había vendido humo. Hace dos años, el mismo partido en Cataluña votaba a favor de una propuesta de ley antidesahucios que contemplaba la dación en pago, y que ha traído al Congreso de los Diputados esta propuesta de ley impulsada desde el Parlament Catalán, con el fin de ofrecer una segunda oportunidad a las familias más castigadas por la crisis. Sin embargo ayer, el Grupo Popular fagocitó a sus compañeros catalanes, y votó no en bloque a la admisión de dicha propuesta de ley. Nada que no esperásemos del bulldozer político que es el PP,y que resume Vicente Martínez Pujalte en una frase: "hay que proteger el mercado inmobiliario para garantizar que los ciudadanos puedan acceder a él en el futuro". El mercado hipotecario, para el PP, mucho más importante que las familias. 

fotografía: infoguadiato.com


Finiquitados estos trámites, llegaba el turno de salir a escena de Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez. Su reforma de la Ley del Aborto seguirá adelante con el voto, casi unánime del Partido Popular. De nada sirve escuchar voces discordantes dentro del propio partido, ni escuchar la voz casi unánime de las mujeres protegiendo su derecho a decidir, el Ministro de Justicia parece tener las cosas claras, y va a hacer cierta esa frase que se le atribuye a su padre, en la que en conversación con Gregorio Peces Barba, éste le acusaba de conservador y él respondía: "¿Conservador yo? Tenías que conocer a mi hijo Alberto, ese si que es de derechas". Tenía razón su difunto padre, de muy derechas es, y se ha empeñado en librar una batalla por el derecho del concebido pero no nacido, que parece difícil de sostener, pese a la disciplina de voto del PP. Nuestro Ministro de Justicia se ha empeñado en poner por encima los derechos del nasciturus frente a los de la mujer, sin importarle que entre sus propios votantes existe más de un 30% de descontentos con esta reforma de ley. El descontento en la calle con esta reforma es evidente, pero el Ministro parece no querer ver, empeñado en intentar mantener unos votos cercanos a la derecha ultra-católica. Su ley, la Ley Gallardón, que ahora ya podemos llamar la Ley del PP, después del apoyo mayoritario del partido, contempla solo dos supuestos para poder abortar, la violación y el riesgo en la vida de la madre. El resto de los supuestos está maldito, prohibido, es sacrilegio. La mujer pierde todo el derecho a poder decidir sobre su cuerpo, sobre su maternidad. La ley impone una dictadura del no nacido, en la que se le otorga mayor valor que a la vida, razón y opinión de una persona adulta, en lo que parece una contradicción ética de difícil explicación, y que encontrará sin duda su respuesta en la calle. 

fotografía: Agencia EFE

Así, en una sola tarde, triste tarde para la democracia, con el poder que le otorga la mayoría absoluta el PP es capaz de cargarse: la justicia universal, para no incurrir en ofensas a otros países, de los que actuamos como vasallos; la dación en pago, aprobada por todos los grupos políticos en el Parlamento catalán, pero rechazada en el Congreso por que son más importantes los mercados que las personas; y seguir adelante con una ley del aborto que nos retrotrae a tiempos en blanco y negro, tiempos de grises, de tristeza, de clandestinidad y de ausencia de derechos de la mujer, pues es más importante la opinión de la Conferencia Episcopal que la de la mitad de la población, las mujeres. 

Una lección de democracia. 

sábado, 22 de junio de 2013

DAN VOINEA

Es extraño que un ilustrador se convierta en vanguardia del arte, y más cuando su apuesta está basada en diversos enfoques clásicos. Surrealismo conseguido mediante collages pintados de distintas estampas, que recuerdan inevitablemente a los expansivos años 50 de los Estados Unidos. Un lenguaje fotográfico apoyado en expresivas pinceladas, y un manejo y conocimiento del color extraordinarios. Protagonistas que aparecen sobre fondos que les pertenecen, o no. Otros que desaparecen o se integran en la escena. Dan Voinea, artista rumano, consigue la alucinación del espectador con cada una de sus obras, en parte tremendamente realistas, como lo era la ilustración de esos años 50, combinadas con el más inesperado surrealismo. Un Hopper surrealista.

Game Over, Dan Voinea, 2008

Breakpoint, Dan Voinea, 2012
Crosswords, Dan Voinea, 2011
The street corner, Dan Voinea, 2011


Euro IV, Dan Voinea, 2011

Fresh angle, Dan Voinea, 2011

In absentia, Dan Voinea, 2012



jueves, 20 de junio de 2013

LA MÁSCARA CAE Y MUESTRA LA FAZ DEL MONSTRUO

Pantallazo de  Metropolis (dir. Fritz Lang, 1927)
Me angustian las noticias y otras veces me entusiasman. Es algo asqueroso lo que leo, pero a su vez esperanzador. La corrupción vive instaurada en nuestras clases altas, y por fin, afloran a la luz pruebas de ello. Asqueroso y esperanzador. La política es más servil que nunca y la Justicia, con mayúsculas, no existe. El poder legislativo lleva años protegiendo a quien le paga, amparado por unas leyes electorales y de decisión parlamentarias que protegen al gran partido, el de todos, el de todas las asociaciones, incluidos sindicatos mayoritarios, el sistema. El poder judicial, atado a los dictámenes del que legisla y politizado sin ocultismos, heredero de un poder que poca transición sufrió. El poder ejecutivo, pese a ser el blanco de la mayoría de las iras, no deja de ser la punta visible de un iceberg que se sumerge en las cloacas del Estado. El cuarto poder, ¡ay, el cuarto poder! Es un compendio de dos grupos empresariales que evitan los titulares hacia los fraudes de la gran banca, y protegen todo este conglomerado que es el Estado, y que está viendo como una sociedad del conocimiento, le está robando el pastel, miga a miga. Ante este panorama, es, como en todas las épocas de la historia escrita, el trabajador, si tiene la "suerte" de contar con un salario, quien sigue pagando los platos rotos mediante impuestos crecientes, mientras el 1% de la población acrecenta sus fortunas amparados por un sistema que protege al poderoso, y que defrauda al sistema que representa con la misma facilidad, con la que exige colaboración hacia le mismo. Esa minoría se protege con cada vez más medios. No olvidemos que el gasto en fuerzas de seguridad, en plena crisis en ningún país se reduce, y esto algo quiere decir. Hay miedo. El miedo lleva al error, y eso puede ser esperanzador, la falta de miedo a acciones heroicas. Mal que pese a muchos, ese burgués del siglo XIX llamado Karl Marx, llevaba razón. El sistema capitalista es un ir y venir de periodos benignos y crisis, que generan una lucha inevitable de amos y lacayos durante las mismas. Esta nueva crisis parece tener algo de novedoso. Las anteriores derivaron, tras violentas reacciones contra los diversos sistemas existentes, en bienestar social en diversos grados. Todas las crisis pues, determinaron grandes cambios sociales, que modificaron el camino de la Historia. Ésta, parece abocarnos a un retroceso interminable del Estado de derecho y del propio bienestar social, tan divulgados en las fases de expansión del capitalismo. Bajo el maquillaje de la crisis, torpedean los derechos fundamentales, y esto, parece no tener fin. Sin embargo, entre sus oleadas de propaganda, y su control total de las instituciones y los medios de comunicación, existen reductos críticos, que influyen cada día en más población. A cada acción le sigue una reacción, y si bien el aparato de los Estados es tremendamente poderoso, podemos hablar de la existencia de una respuesta ideológica plural, que no se asusta de beber de las viejas utopías y apoyarse en los nuevos medios, para comprender la actualidad en el mismo sentido. Bienestar social, derechos fundamentales, libertad, igualdad, palabras que parecían tener solo un dueño, los representantes legalmente elegidos cada cuatro años, que paso a paso se están uniendo a otras como huelga, manifestación, lucha, más violentas si se quiere, pero igualmente necesarias, y que convergen con nuevas concepciones de la economía y la sociedad, decrecimiento, ecología, red... Este es el cóctel de conocimientos que alimenta las nuevas luchas, y que no sólo por su pluralidad o por su facilidad de acceso a la información está destinado a vencer, pero que cada día más genera un clima de odio controlado, de desenmascaramiento al poder, que sumado al continuo deterioro del tan repetido estado de bienestar, no hace sino engrandecer estas nuevas formas de protesta. Fomentar la idea de que el conocimiento es necesario es la clave para llegar al cambio, evitando en la manera de lo posible su aparato de propaganda organizado durante décadas. Aún así, no debemos pensar que el conocimiento puede hacer la sociedad más libre, pues el camino hacia cambio no es fácil. Estamos pues, entre todos, desenmascarando al Estado, al sistema si pensamos en este fenómeno como algo global, pero hay que empezar a pensar, que en el momento que la mascarada caiga, aparecerá el monstruo que hay detrás de ella, y con él sus monstruosas actuaciones, las más espeluznantes torturas, sus más horribles violaciones, de nuevo ríos de sangre derramada. Aquél será el momento de comprender que a un monstruo solo se le puede combatir con sus propias armas.

jueves, 6 de junio de 2013

COSTUMBRISMO PUNK (I)

           Las cubiertas de la bicicleta se agarran al asfalto como lapa. El firme, pese a la antigüedad es una auténtica lija. Pedaleo en dirección contraria, por una de estas calles de barrio zaragozanas flanqueadas por plataneros, en las que la sombra es densa, lo que se agradece en las épocas que aprieta el sol y no cae una gota de lluvia. A determinadas horas de la mañana, cuando ya te ha deslumbrado el sol, es como un viaje en el tiempo hacia la oscuridad de la noche. Parece una maldita imagen bucólica de finales de primavera, con todas esas briznas amarillentas que se cuelan entre las piedritas del asfalto. Esas que pican, que hacen estornudar, y que proceden de unas nada apetecibles frutas, que cual cerezas forman de a dos. Disfruto, y mucho, al ver la cara de reproche de los conductores cuando manejas un biciclo en dirección contraria, pese a que la calle tenga anchura para el paso de dos coches, o de una legión romana. El barrio es una amalgama de viejos, primeros colonizadores de la inexplorada zona para obreros, jóvenes recién llegados al mismo, e inmigrantes que buscaban un futuro en un sin futuro. El asfalto está cambiando de morfología, ahora unas grietas amenazan el pedaleo poco a poco con un aumento exponencial de tamaño. Cada vez más largas, cada vez más profundas. El culo se resiente a cada grieta, pues el asfalto sigue sin soltar las gomas de las ruedas. Las grietas forman ahora una caótica trama de líneas amarillas sobre el negro asfalto. Como una red mal dibujada. El cierzo y el polen de los plataneros se han encargado de dibujar el extraño paisaje. Pienso en las grietas y también se las achaco a los árboles ¿serán sus raíces las responsables? ¿Será el continuo paso del tráfico? Probablemente sea el ayuntamiento el culpable. Qué grande es que haya políticos. Ellos son los niños de los adultos, de todo les puedes echar la culpa, probablemente con razón. Qué bueno es que haya niños chicos. Me crezco en el desvarío y pienso en que ese mismo polen pueda germinar en el asfalto, y estas grietas puedan albergar nuevos plataneros, que eviten el paso de vehículos. Me abstraigo en el pensamiento y voy más allá. Ojalá que esos mentecatos de los coches tengan miedo de rallar los bajos de sus vehículos y no les pasen por encima, y así los árboles de frutos absurdos puedan seguir creciendo, y un bosque de plataneros brote en cada calle, y que no más de dos metros separen sus troncos. ¡Despierta inútil! estás llegando al trabajo. De nuevo esa sensación de no saber cómo has llegado. Al fondo de la calle hay algo. Mi pensamiento se ha hecho realidad, un pequeño apéndice sube vertical hacia al cielo. Es probable que sea un brote de platanero que emerge de una grieta. Al lado del apéndice adivino una mancha oscura, pero brillante. Aviva el tono mate del asfalto, como lo hacen las tapas de las alcantarillas, dando brillo a lo deslucido, pero de un tamaño menor. La mancha adquiere nuevas tonalidades, a casi veinte metros puedo adivinar granate, algo reluciente. La mancha adquiere cierto volumen que se alza del suelo. No parece un brote de nada, pero ahí se yergue… ¿una rama? Un apéndice fino y vertical. Cinco metros más adelante entiendo que se trata de uno de esos roedores que de vez en cuando se cuelan en el almacén. Se trata de un espécimen de rattus norvegicus, conozco el término en latín. Tengo el disco de los Strangerls en una estantería. Una vulgar rata de alcantarilla. El paso de un coche ha aplastado su cuerpo, dejando a la intemperie sus vísceras que relucen entre granates y azuladas, algunas reventadas han dejado parte de los jugos de su interior esparcidos alrededor del cuerpo. El animal ha quedado a mitad de despellejar, una mancha de pelo pardo compone una gran parte del cuadro, flanqueada por dos pinceladas bastas de rojo pasión, otra que pertenece al cráneo, integrado a la perfección en el asfalto, hasta los dientes parecen una de las piedras del mismo, y un ribete amarillento del tejido adiposo, o eso creo entender. La creación no deja de tener su particular tridimensionalidad, pues el rabo se alza, amenazante hacia mi vista, y continúa con una verticalidad arrogante, producida por algún tipo de fractura ósea producida entre sus cuartos traseros y el final de su cola. Ahora parece un dedo largo y puntiagudo que me acusa de la situación de lo que fue su parte delantera. Cosas del rigor mortis. Dejo de jugar al forense. Ato la bici. Todavía me da tiempo de tomar un café. Leeré un poco.



viernes, 31 de mayo de 2013

FIESTA FINAL DE CURSO CODEF 2013

Como todos los años Codef celebra su final de curso con una fiesta en el zaragozano parque de Delicias. Como hace muy pocos años mi pequeño granito de arena es el diseño del cartel para la misma. Sólo pretendo darle publicidad a la fiesta, pues esta gente se merece todo lo que podáis apoyarles, su trabajo es encomiable. Os adjunto un link al reportaje que escribí hace poco sobre ellos.



domingo, 26 de mayo de 2013

CORPUS BARGA ANTE LOS AÑOS CONVULSOS



Corpus Barga y Julián Zugazagoitia

Infancia y adolescencia              
No es de extrañar que un espíritu rebelde nacido a finales del siglo XIX nazca en el seno de una familia burguesa, pues muchos, allí nacieron. Sin embargo, la familia de Corpus Barga, bautizado Andrés Rafael Cayetano Corpus García de la Barga y Gómez de la Serna, era algo más que burguesa. Era representante de esa burguesía monárquica gobernante en Madrid, a finales del XIX y principios del XX. Una familia que no auguraba albergar un ácrata. Su abuelo, ministro de Espartero, y catedrático de la Universidad de Alcalá. Su padre, vicepresidente primero de las Cortes, ministro por Córdoba, senador vitalicio e íntimo colaborador político de Prim y Sagasta. En ese entorno nació, surgió, se forjó Corpus Barga, un viajero irremediable, un irónico y ácido librepensador, un anarquista, sin sindicato, sin agrupación, sin dogma. Un hombre libre, encadenado a un mundo al que no dudó en criticar.
Sus padres eran primos. Él veintitrés años mayor que ella. Confiaron al pequeño a los estudios en un pequeño colegio de curas de Madrid. Las tardes y los días se alternaban entre los lujosos salones de casas para nada discretas, y las calles del Madrid de los Austrias, que rezumaban futuros cambios, repletas de aristócratas y golfos, de condes y mulilleros, de mierda de caballo y de chicos que iban detrás barriéndola. Corpus no era ajeno a estas diferencias sociales, todo lo contrario, le llamaban enormemente la atención. Tras la infancia vino la adolescencia, y fue ahí, en ese preciso momento, en el que su mente dio un giro, se precipitó en el abismo del conocimiento de un mundo bipolar, de vencedores y vencidos, de patricios y plebeyos, de aristócratas y mulilleros.
Aficionado a la ciencia matemática, y pese a su creciente admiración por lo social, empujado por sus padres, Corpus se matriculará en Ingeniería de Minas. Su padre, con la intención de potenciar el interés por las minas, le enviará de viaje a conocer las minas de Peñarroya. Será allí donde Corpus conozca el anarquismo. Su guía en las minas, un capataz anarquista, le realizó una descripción somera, vaga, del anarquismo, de ese anarquismo ibérico poco letrado, pero convencido de la necesidad de dar un vuelco a la sociedad que ninguno de los partidos de la época podían, ni querían, fomentar. No tardarán en doblegar las ganas de contar lo que ocurría a su alrededor, de ayudar con su escritura a destruir todo lo respetable y establecido, a sus conocimientos y facilidad para los números y la física del futuro ingeniero. Abandonará la carrera, cuando ya era colaborador en diarios como El Imparcial o El País, ambos abiertamente republicanos.

Primeros pasos como escritor y periodista
Corpus publicará su primer libro, en 1904, sin haber cumplido los diecisiete. Un poemario del que no queda constancia, pues él mismo tuvo a bien arrojar a las llamas todos los ejemplares. De él, solo queda el recuerdo de alguno que lo leyó, entre ellos su sobrino Ramón Gómez de la Serna, del que diría: “recuerdo aquello como si me hubiese asomado al libro más crudo que he leído. Era interesante, disparatado, audaz.”
En 1906 publica su primer artículo, La soberbia del Mercurio,  en El País, por aquel entonces un periódico rebelde y abiertamente antimonárquico. En 1907, a la edad de veinte años, ya colaboraba en Los lunes del Imparcial, prestigiosa publicación literaria, codeándose con autores de la talla de Azorín, Baroja o Unamuno, la posteriormente conocida como generación del 98, y con la que Corpus mantendría una estrecha relación. Publicará en esas fechas Clara Babel, un libro de relatos y cuentos que cabalgan entre la delicadeza literaria, y la salvaje crítica a lo establecido, algunos de ellos aparecidos en publicaciones anarquistas previamente.  No tardó en participar en las tertulias del madrileño Café de Levante de la calle Arenal, aquel en el que la generación del 98, potenciaba sus ideas entre tazas de café, vasos de licores y humo de pipas y cigarrillos liados.  Será por aquella época, que el aprendiz de ingeniero, recién estrenada su faceta de articulista y enredado en largas conversaciones en el Café de Levante, vivirá dos sucesos que cambiarán, o más bien, potenciarán el rumbo adquirido en su vida. En 1905, el hundimiento del tercer depósito de las Aguas de Lozoya, dejó sepultados a decenas de obreros. Corpus, junto a otros aprendices de ingenieros fueron enviados con el fin de ayudar al desentierro, la situación provocó su indignación. A finales de 1907, moría su madre, y una semana después, lo hacía su padre, víctima de una profunda tristeza. Ambos acontecimientos, generarán en Corpus por un lado, un acercamiento a los círculos anarquistas y por otro, el abandono de la carrera de ingeniero de minas que había potenciado su padre. Su comportamiento se radicaliza continuamente, toma cuenta de su privilegiada condición burguesa y decide romper con las comodidades familiares. 

¡Viva la anarquía!, estancia en Belalcázar y viaje sin retorno
Hablaba Galdós en una manifestación en la Plaza Santa Ana.”¡Viva la anarquía! ¡Viva la anarquía! ¡Viva la anarquía!” Por tres veces tuvo a bien lanzar al viento la consigna Corpus Barga, lo que le acarreó su primer contencioso con la justicia española. Sus lazos con un grupo anarquista eran cada vez más fuertes. Es en Mayo de 1908 cuando la situación se complica. El grupo anarquista ha decidido pasar a la acción y planea un atentado contra el parque de Artillería de Malasaña. La celebración del 2 de Mayo, y la presencia de las autoridades civiles y militares,  la del propio Alfonso XIII incluida, facilitan la elección de la fecha. Corpus había filtrado toda la información al grupo, no en vano, su tío era el coronel al mando del acuartelamiento. El grupo, lo elige a él, por sus aires burgueses, para entrar en el recinto y lanzar la bomba. El 30 de Abril, Corpus se echa atrás, en el cuartel también estará su hermano Rafael, el hermano amigo y más cercano en la edad con el que habría compartido las grandes aventuras de su infancia, presencia que parece será el motivo principal de su retirada. Confiesa a sus hermanos mayores, Eulalia y Pedro sus intenciones, y éstos deciden enviarle a la casa de Belalcázar, con el fin de evitar represalias del grupo anarquista.
El pequeño pueblo de Córdoba no será un atenuante de sus pensamientos. Descubrirá una población que nada tiene que ver con Madrid. Anquilosado en el pasado, el pueblo parece mostrarle a Corpus la decadencia y la autenticidad al mismo tiempo. Sin embargo, las diferencias sociales continuaban ahí, terratenientes y pastores, siendo él, por las posesiones de su familia, uno de los primeros. Allí tomará conciencia de la situación de los pastores y labriegos. La estancia en Belalcázar será relajante, pero aumentará las ganas de Corpus tanto de cambiar el mundo, como su propia existencia, pues no desea ser el señorito burgués que exprima a campesinos y pastores.
A sus veintiún años decide escapar de España, y se embarca en un buque con destino a Buenos Aires. Será en la ciudad del Río de la Plata donde por fin consiga el objetivo que había buscado ya en Madrid, separarse de esa vida burguesa y sufrir la vida como lo hacía quien no tenía nada cuando se despertaba por las mañanas. Si su intención fue contactar con grupos anarquistas argentinos y colaborar en los diarios locales, ninguno de los dos objetivos pudieron ser cumplidos. Sin embargo allí encontraría la pobreza, la miseria, y no conseguirá sino afirmarle en sus pensamientos, y sufrir por fin, lo que había buscado en el cómodo Madrid de los Austrias, residiendo ahora en un país ajeno, lejano, pero que en cuestiones de pobreza en nada se diferenciaba de la España de la que había huido. Este viaje terminará con el arresto por parte de la policía. Corpus no disponía todavía de la mayoría de edad, que por aquel entonces se situaba en los veintitrés años,  y su familia había emitido orden de búsqueda y captura, alentada por un tío paterno, tutor legal de Corpus.

Buque Magellán, en el que Corpus realizará su viaje hasta Argentina


La vuelta a España, París, Menipo y Europa
Su regreso a España padeció una suerte de confinamiento familiar en la “Casa Grande” de Belalcázar, del que pronto Corpus escaparía. De nuevo las tertulias en el Café de Levante, su creciente relación con la generación del 98, Azorín, Valle Inclán, los Baroja, Unamuno, de los que él mismo diría que no podían ser descritos como una grupo heterogéneo, pues nadie haría un “ramillete con un cardo, un espino, una ortiga y cosas así”, y de todos ellos había en esta generación, cada uno era original y distinto a los otros.  
Retomará las colaboraciones en los diarios republicanos como El Intransigente y El liberal, radicalizando sus mensajes, hacia una sociedad que desde las letras quería dinamitar. Publicó su novela, La vida rota, de la que el mismo haría una crítica en la revista Prometeo, que diría: “no hemos leído muchos libros tan detestables como ‘La vida loca’ ”. Perduraba ese espíritu eterno de autocrítica que años antes le había obligado a deshacerse de todos los volúmenes de su primer libro. Continúo fomentando las relaciones con los escritores y artistas que había fomentado antes de embarcarse en su  errada aventura. Fruto de estas relaciones, Corpus viajará a París en 1910. Allí, junto a Ramón Gómez de la Serna y Pío Baroja, conocerá la vida parisina, de la que no tardará en enamorarse.

En el café La Rotonde, en el Montparnasse parisino, en 1925. De izquierda a derecha, Mariano Alarcón (periodista); Dunyach (escultor); Carlos Esplá (periodista); Blasco Ibáñez, Unamuno, Corpus Barga (escritor);

De regreso a España, pasará unos días en su querido Belalcázar, donde renovará su odio hacia el caciquismo hasta el punto de generar una agria polémica una conferencia que pronuncio en la Casa del Pueblo de dicha localidad. Cada vez más su lenguaje era directo, corrosivo. Palabras que violentaban. Un lenguaje de alguien desgarrado, que debería tener algún problema más que su enfrentamiento con la sociedad, su comportamiento era inseguro, desasosegado. Es quizá en este desasosiego donde encontró la paz escribiendo, y llegase así al periodismo, como una evasión, una actividad que le permitía evadirse por unas líneas, fundiéndose a la vez en la sociedad. Una huída que será también geográfica, con la intención de huir de España, pero a su vez con la intención de conocer lo que hay fuera. A mediados de 1910 volverá a París, donde tendrá relación con otros escritores y artistas, en su mayoría revolucionarios rusos.

Regreso a Madrid, semanario Menipo y exilio
A mediados de 1911 Corpus regresará de nuevo a Madrid. Pasará una temporada en Belalcázar, donde retomará su agresividad contra el señorío terrateniente. Republicano declarado, comienza a colaborar con los periódicos más radicales. Aparte de los artículos, Corpus continúa con su labor literaria, y publica diversos relatos entre temas actuales y agresivas ficciones. Algunos de estos relatos notables serán: Cómo se proyecta la aviación sobre la humanidad, en el que narrará el vuelo del piloto francés Lucien Mamet en el aeródromo de Ciudad Lineal de Madrid, o El anarquista Borbón, que narrará las peripecias de un anarquista llamado Borbón en París, y donde se vislumbraba el inicio de un nuevo planteamiento satírico.
Es a finales de 1913, a la edad de veintiséis años, cuando Corpus crea el semanario satírico Menipo, creado, redactado y dirigido por él, fue una publicación precursora del género, anticlerical, republicano y reformista, su lenguaje ávido y agresivo dotado de gran humor, atacaba con virulencia a la totalidad del sistema español, desde la sociedad al gobierno, sin olvidar a la Iglesia o la literatura y las artes, y todo esto apoyado por ilustraciones de Tito Salmerón.  Tampoco era un semanario político, aún bajo su perspectiva republicana, Corpus diría de Menipo: “No somos partidarios de las medias tintas de los colores políticos. ¡Aquí no caben más colores que el de la vergüenza y  el de la ira, que son muy parecidos!” Por aquellos tiempos en España, y desde 1876, existía libertad de prensa, pero estaba tipificado el delito de imprenta, con lo cual Menipo caminaba sobre una línea muy delgada.  La línea fue traspasada en 1914, o así lo consideró el Ministerio de Marina, que cada vez disponía de más poder y que ya había asaltado la redacción de Cu-Cut, otra publicación satírica de Barcelona. El Ministerio denunciaría a Menipo, tras ser publicado un artículo sobre el viaje del Acorazado Carlos V a México. La crítica contra el ejército comenzaba a ser muy mal vista por un colectivo que acrecentaría su poder hasta llegar a la dictadura de Primo. Ante un juicio que se echaba encima y un sumario que no dejaba de aumentar, Corpus optó por declararse prófugo y volver a París, ciudad en donde viviría hasta 1948, exceptuando diversas estancias en Berlín y España.
Desde su llegada a París comienza a colaborar con El País, con una serie de artículos sobre la realidad francesa y otros países europeos. En los años siguientes escribe asiduamente en diarios españoles y sudamericanos. Fue corresponsal de El Sol en París desde su fundación en 1917, y de La Nación de Buenos Aires desde 1929, además de colaborar con asiduidad en publicaciones como España, Índice, Nuevo Mundo, Revista, La Correspondencia de España. Sus artículos eran muy valorados, y así, un ilustre de las letras españolas, Juan Ramón Jiménez, diría de él: “directo, con la distancia menor y rápida. Su escritura tiene el vuelo de rectas y ángulos de una libélula. …parece que escribe con sarmientos, con yerbas, con agua, con carbón, con hormigas, con escoria, con rocío”. Su estancia en París estuvo marcada sin duda por las relaciones que estableció, Maiakovski, Kerenski, Trotski, Zuloaga, Picasso, Henri Bergson, Diego Rivera, Unamuno, Joan Miró, Modigliani, …  Durante estos primeros años en París, realizará diversas escapadas a España y otros países europeos, donde destacarán sus viajes a Italia, y sus viajes a los distintos escenarios de la I Guerra Mundial, desde donde escribirá artículos muy cercanos al periodismo de guerra. Entrevistó también durante la guerra a diversos personajes, Rodin, Bergson, Léon Bonnat… con el fin de contribuir a inclinar la balanza española del lado de los aliados. De los viajes a Italia, el primero narrará los momentos convulsos que sufría el país antes de la entrada de los años 20, fijando el centro de atención en los marxistas y bolcheviques que dominaban diversas ciudades del norte de la península. En su tercer viaje, ya con Mussolini en el poder, aunque en horas bajas, viaja con la intención de ser el periodista que narre la dimisión de Mussolini, con el que llegaría a entrevistarse. Tras asistir al famoso discurso de Mussolini del 3 de enero de 1925, se convenció de que sus deseos no se verían cumplidos. El fascismo eliminó, durante la estancia de Corpus en Italia, cualquier atisbo de democracia y parlamentarismo, dejando ver al fin su carácter más totalitario, y su relación con los diversos movimientos que aparecían en Europa. 

Berlín , Madrid, la guerra civil, de nuevo París
En 1930 el auge del nazismo impulsa a La Nación a enviar a Corpus a dirigir su agencia de Berlín. Allí realizará otro viaje del que escribirá grandes artículos, el viaje del Graf Zeppelín de Alemania a América. Durante su estancia en Berlín narrará para el diario argentino su visión particular del país, y en un artículo publicado en La Nación, “Las elecciones alemanas o el centenario del romanticismo”, donde haga la descripción más detallada del momento político alemán que le tocó ver en Berlín, y que supo narrar con eficacia y cierta visión de futuro, anticipando que la elección del presidente de la república Hindenburg  para formar gobierno se debatía entre dos peligros liberales, el nacionalsocialismo y el fascismo. Mientras, sigue enviando colaboraciones a publicaciones españolas con alegatos contra todo nacionalismo, del que dirá es “la más negra reacción de este siglo”, dentro de las que destacará un violento ataque contra las reivindicaciones catalanistas.
La Nación enviará a Corpus a Madrid, al igual que hizo en Berlín, para encargarse de la agencia. Corpus, tras el cambio radical, después de una compra de acciones de la derecha, a monárquico que había dado El Sol, lo abandonará junto a otros. Rápidamente, Nicolás Urgoiti funda la revista trimestral Crisol, embrión del que será diario Luz, en ambos colaborará con fervor Corpus, donde daba repaso a la sociedad española. Sus desavenencias con el director, Luis Bello, le alejarán de la publicación, pero no sería por mucho tiempo, pues meses más tarde sería nombrado director, compatibilizando esta labor con la agencia de La Nación y la creación y dirección de un semanario llamado Diablo Mundo. A finales de 1934, el diaro Luz desaparece y le sustituye el Diario de Madrid, donde también colaboró. A partir de 1935 la sociedad española entra en plena efervescencia política, las divergencias entre las diversas facciones políticas crecen. Corpus vuelve a colaborar con El Sol, y emprende un viaje por Europa y escribirá artículos desde París, Viena, Budapest, Bucarest y finalmente Rusia, de donde regresará con celeridad tras el estallido de la guerra.
Durante la guerra Corpus no será el periodista que publicaba asiduamente, pero no dudará en manifestar su apoyo incondicional a la República, por la legitimidad de ésta. Tendrá un papel destacado entre las relaciones de España y la URSS durante la guerra. Será Corpus el encargado de formalizar la compra de los aviones rusos que había de traer a España André Malraux, al que conocería en la embajada española de París.  Atacará a los países como Francia y Gran Bretaña que habían decidido no participar en la guerra, convencido de que lo que fallaba ante los sucesos de España era Europa, y su indiferencia. Corpus colabora  con el periodismo de la zona republicana y dirige durante algún tiempo Revista de las Españas y colabora con otras publicaciones como Hora de España o El Mono Azul . Participa en el desmantelamiento del Museo del Prado y en el envío de sus obras a Suiza, y es uno de los artífices del II Congreso Internacional de Escritores Antifascistas que se celebrará en Barcelona, Valencia y Madrid.
A principios de 1939 el gobierno de la República dispone que todos los organismos del Estado abandonen Barcelona. Deshaciendo la falsedad difundida posteriormente sobre el abandono y traición a Antonio Machado por los suyos, Corpus fue el acompañante de toda la familia hacia el exilio, consiguió un coche en la frontera para ellos, a los que personalmente llevaría y acomodaría en la ciudad de Colliure, antes de marchar a París.

Antonio Machado y Corpus Barga, camino del exilio

Allí, en París, 1940, reanuda en sus escritos la preocupación por la política de no intervención, de la que acertadamente dirá: “la neutralización es como el cloroformo, solamente que al contrario. Se neutraliza todo el cuerpo –Europa- menos la parte que se opera en vivo. Tal se hizo con España, como se había hecho con Austria, se ha vuelto a hacer con Bohemia y se quiere hacer con Polonia”. En París reanudará las relaciones establecidas hace tiempo y emprenderá otras nuevas. Pocas son las informaciones sobre Corpus durante este tiempo convulso de Europa.  Tras la ocupación nazi de París, vive en Marsella y Niza entre 1941 y 1944, como corresponsal de La Nación en el gobierno de Vichy. En 1944 es creada la Unión de Intelectuales Españoles, donde se organizaría una resistencia intelectual al régimen franquista y publicarán un Boletín. Corpus será un activista de la unión y colaborará tanto en París como en Toulouse en todas las actividades de la misma.  A partir de este momento y durante los años posteriores, su preocupación pasará por el difundir la tragedia del franquismo a todos los rincones del planeta, y de establecer un organismo de enlace entre “los profesores, escritores y artistas desterrados a las Américas, en Inglaterra, en Francia. Su tarea principal sería reunir y difundir noticias de España”. Su trabajo al frente del Boletín de la UIE entroncará con el de otros exiliados, más jóvenes, más politizados como Rafael Alberti o Jorge Semprún, que habían formado la revista Independencia, más politizada que el Boletín, y con ella también colaborará Corpus, con la publicación de ocho artículos. La colaboración era necesaria, y comprendía Corpus que los escritores desterrados a Francia debían salir del aislamiento en el que se encontraban. En uno de los boletines de UIE decía: “somos pocos y apenas tenemos medios de publicidad. Nuestros compañeros que están en América tienen estos medios, han contribuido felizmente en creaciones editoriales que honran las repúblicas americanas de idioma castellano. También se hallan en mejor situación que nosotros los profesores españoles de las universidades de Estados Unidos.” Corpus Barga emigró a América en 1948.